Razones por las cuales deberías conocer la actividad paranormal

Es cierto que una gran cantidad de personas quieren creer en la existencia de fantasmas, porque es incómodo aceptar que nuestra existencia termine por completo en cuanto morimos. Además, para quienes han perdido a un ser querido, también resulta un consuelo pensar que esa persona podrá continuar con su vida en el cielo o en el más allá, y que nosotros mismos podremos reencontrarnos con ellos en ese paraíso.

Sin embargo, hay buenas razones para considerar en serio la posibilidad de que los fenómenos paranormales tengan un sustento real. Aquí repasamos algunas de esas razones.

  • 1. Médiums: es totalmente cierto que la historia de los médiums y clarividentes está Mediumsllena de estafas y mentiras. Sin embargo, esto no significa que no puedan existir realmente personas con dotes extrasensoriales. Por ejemplo, los ensayos a doble ciego efectuados por el psicólogo de la Universidad de Harvard, Gary Schwartz, lograron demostrar que algunos médiums efectivamente pudieron obtener información fidedigna sobre las vidas de personas fallecidas.
  • 2. Soporte histórico: las historias de fantasmas y espíritus existen desde el origen de los tiempos. Las afirmaciones sobre la aparición de OVNIs o del yeti pueden ser despreciadas por considerarse modas recientes, pero con los fantasmas no podemos usar ese argumento.
  • 3. La inmutabilidad de la energía: quienes creen fervientemente en los fantasmas o en fenómenos como la reencarnación suelen usar el argumento de la inmutabilidad de la energía: la energía no se crea ni se destruye sino que cambia de forma, y si asumimos que la conciencia humana es una manifestación de la energía eléctrica, entonces podemos entender que la conciencia de un fallecido podría preservarse en otro formato.
  • 4. Evidencias: se han encontrado innumerables evidencias de fenómenos paranormales, y muchas de ellas no han podido ser desmentidas por la ciencia, tales como fotografías, psicofonías, vídeos, grabaciones en distintos formatos y, sobre todo, múltiples testimonios de diferentes testigos.